Passport to Poconos – Fargo y Como Conocí a mis Vecinos (Spanish Version)

 

 Querida amiga,

 

Me dijiste que una de las cosas más difíciles para ti fue conocer a gente y crear nuevas amistades. Recién llegada de Colombia y viviendo alejada de vecinos era difícil conocerles.

 

 ————————————————————————

 

Los Poconos, en medio del invierno, me recordaban a la película “Fargo” que vi años atrás en mi ciudad de origen en Barcelona, España. Nunca había visto tanta nieve en mi vida. Para salir de la sensación de aislamiento tenía que hacer amistades lo antes posible.

 

Durante toda mi vida había vivido rodeada de vecinos. Tanto en Barcelona como en Nueva York tenía vecinos, enfrente, arriba y abajo.

 

En Barcelona, la viejecita de la puerta de al lado parecía la ‘Vieja del Visillo’ en una comedia negra. Lo sabía todo de todos, opinaba sobre todo, y nada le parecía bien. Menos mal que en Nueva York conocí a la vecina que sería mi buena amiga Gia, (al menos mientras fuimos vecinas).

 

Por eso, lo primero que pensé cuando me trasladé a los Poconos era conocer a mis vecinos.  Pero eso era más difícil ya que vivía en una casa adosada en una calle, por llamarlo de alguna manera, donde todas las casas parecían iguales y se diferenciaban por los coches que estaban aparcados enfrente. Si conocía a alguien, no recordaba a que casa pertenecían. Además había mucha rotación de gente que iba y venía. ¿Quién vivía en la casa 64? ¿Estaba ocupada o vacía? Como era invierno, sentía que todos estaban hibernando.

 

Un año más tarde, organicé una fiesta de Navidad. Bueno intenté organizarla porque fue la experiencia más patética que jamás he vivido. Invité a los vecinos de mi calle y estuve días organizando la comida. Mientras, mi esposo me iba preguntando: “¿Estás segura que van a venir? ¿Han confirmado?”. Le aseguré que todos dijeron que pasarían.

 

Esperamos y esperamos con la comida en la mesa y nadie se presentó. Cuando digo nadie, me refiero a absolutamente nadie. Me senté en mi salón con mi bebida navideña de ‘egg nog’  no comprendiendo nada, y preguntándome si había hecho algo para ofenderles.

 

Finalmente, en el tercer año tuve una idea. Me di cuenta que el verano era el mejor momento para conocer a mis vecinos. Con el buen tiempo todos estarían fuera y les podría conocer. Mi vecina Hillary es la ‘alcaldesa’ del barrio. Lo sabe todo y de todos. A los demás los conocí en la piscina de la comunidad, Gaby, Levin y algunos otros. Sin embargo, lo que marcó la diferencia fue la fiesta en el matrimonio de nuestros vecinos Jay y María que celebraron su boda el 31 de diciembre, por lo que hubo una doble fiesta.

 

A partir de entonces, sentí pertenecer a aquel lugar. Ahora nos vemos en la calle, cuidamos de nuestras respectivas casas, hijos y mascotas. De vez en cuando nos reunimos para una celebración.

 

He descubierto que mis vecinos son maravillosos: compasivos, amables e interesantes. Tardé bastante en descubrirlos pero valió la pena.

 

Gracias por leer las historias de esta latina Poconoviana…. Por favor escríbanme cartas con sus historias que compartiré con las mías a: chris@tuvozconchristina.com

.

 Que el año nuevo les traiga salud, paz y armonía…. Con cariño siempre, Christina!

 

PD… Tienen una versión en inglés de este capítulo en el blog.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink. Post a comment

Post a Comment

You must be logged in to post a comment.

We reserve the right to remove any content at any time from this Community, including without limitation if it violates the Community Rules. We ask that you report content that you in good faith believe violates the above rules by clicking the Flag link next to the offending comment or fill out this form.
  • Blog Author

    Christina Luna Zabih

    Christina comes from a background in public relations and sales in Barcelona, Spain. She immigrated to New York and quickly became a segment producer at Telemundo TV– covering local events in the Hispanic community for the daily morning magazine ... Read Full
  • Categories

  • Archives